Excite

Historia y tipos de turrones de Navidad

Los turrones de Navidad son un postre típico español, con un origen muy marcado, en Jijona, que se encuentra en la provincia de Alicante. Extendido desde hace siglos por toda la península, en los últimos años se ha hecho muy popular en países de Sudamérica y del Próximo Oriente. Tradicionalmente, hay dos tipos básicos de turrón: el duro y el blando. Si bien cada año se experimentan nuevas texturas y sabores.

Los turrones de Navidad se presentan en forma de tableta rectangular y se elaboran a partir de una masa hecha a base de miel cocida, azúcar y almendras. El turrón duro mantiene las almendras enteras y su consistencia es más sólida. En el blando, las almendras han sido molidas en polvo y presenta una textura más esponjosa. Existe el Consejo Regulador del Turrón de Jijona, que vigila de cerca el cumplimiento de las características tradicionales del producto.

Sobre todo en las últimas décadas, se ha experimentado con nuevas texturas y sabores para los turrones de Navidad. El caso más conocido y de más éxito ha sido el turrón de chocolate. Los diferentes tipos de turrón que existen en el mercado los podemos encontrar mezclados con frutas confitadas o frutos secos, harinas de distintos cereales y con diferentes formas, texturas y colores.

En Francia hay un dulce conocido como nougat, muy parecido a nuestros turrones de Navidad y en Italia se come también en estas festividades el llamado torrone. Se tiene la certeza de que el turrón tiene su origen en algunos dulces que introdujeron los árabes en la península. Sea cual sea su procedencia, lo cierto es que comerlo no es pecado pero, como todo lo bueno…engorda.

Imagen: sanenrique.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2014