Excite

Cosas que no pueden faltar en la cesta de Navidad

En España toda empresa que se precie suele hacer por estas fechas un regalo muy especial a sus empleados: la cesta de Navidad. Pero regalarla nosotros mismos a nuestros familiares o amigos puede ser un buen detalle, más aún si la hacemos nosotros mismos. Te damos algunos consejos de lo que debe llevar una buena cesta de Navidad.

La primera cosa a tener en cuenta es que en la cesta de Navidad no pueden ir alimentos que se puedan estropear o que se rompan fácilmente. Descartamos obviamente pescados, carnes o productos congelados que puedan desprender mal olor o derretirse mojando los demás regalos. Debemos prever también si la cesta de Navidad que confeccionemos será transportada y las condiciones que se verá sometida, calculando así el grado de fragilidad de los productos que podremos incluir.

En nuestra cesta de Navidad empezaremos por los productos típicos navideños, que además suelen ser los más baratos. Turrones, polvorones, frutas confitadas, mazapán o bombones no pueden faltar. Seguido por supuesto de la botella de cava, sidra, vino o champán. Algunas cestas incluyen también botes y latas de conservas. Los mejillones, aceitunas, espárragos o pepinillos son ideales para aprovecharlas en la cena de Navidad.

Para conseguir sorprender del todo y quedar como un rey (mago), tendremos que estirarnos un poco. Añadir la tradicional pata de jamón serrano, marca la diferencia entre una cesta de Navidad y una cesta de Navidad de lujo. Además otros productos típicos son el chorizo, salchichón, lomo embuchado o el queso manchego. No olvides que, además del contenido, el continente es importante para dar una buena primera impresión, emplear unos minutos en decorarla no cuesta nada y será muy apreciado por el que la reciba.

Imagen: uneglass.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017